El Evangelio (Primera Parte)

Publicado: 5 octubre, 2011 en Evangelio
Etiquetas:

«Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios   para salvación a todo aquel que cree…»

(Romanos 1:16)

Amigo o amiga que has entrado a esta página:

¿Qué es el Evangelio? Alguna vez, todos hemos escuchado esta palabra que ha sido interpretada de varias maneras. Para unos, el Evangelio es lo que Dios espera de los seres humanos y para otros, es sólo el nombre de cuatro libros que aparecen en la Biblia. Muchas respuestas han sido dadas, pero, lo que en realidad nos muestra la Escritura es que el Evangelio es el plan de salvación eterna de Dios, realizado en la persona y obra de su Hijo, Jesucristo. Esta es la buena nueva (euaggélion = evangelio) que Dios da a los seres humanos. Pero antes de compartir esta buena noticia, hay cosas importantes que debemos saber.

¿QUIÉN ES DIOS?

Todos saben que hay un Dios, incluso quienes dicen no creer en Él. El apóstol Pablo dice en la carta a los Romanos que Dios mismo se ha revelado a todo ser humano en las obras de la Creación (Romanos 1:19-20), en la conciencia, teniendo los grandes principios morales que Él ha dictado mediante la noción del bien y el mal (Romanos 2:14-15). Sin embargo, la Biblia es la revelación máxima y que nos muestra que Dios es:

Espíritu (Juan 4:24)

Infinito, siendo por ello Omnipresente (Job 11:7)

Eterno, no tiene principio ni fin (Salmo 90:2)

Inmutable, no cambia (Santiago 1:17)

 Dios también tiene atributos que son parte de su carácter y que la Biblia enseña claramente:

Es Sabio (Salmo 147:5)

Es Poderoso (Apocalipsis 4:8)

Es Verdadero (Juan 17:17)

Es Bueno (Mateo 19:17)

Es Amor (1 ª de Juan 4:7-8)

Es Santo, es decir, aborrece el pecado y a quién hace pecado (Romanos 1:18, Salmo 5:5)

Es Redentor, del Él depende nuestra salvación (Jonás 2:8)

Y también es Justo, aplicando Su justicia para salvar y condenar a Sus criaturas (Salmo 7:11, Nahum 1:3)

La Biblia nos muestra a un Dios personal, que manifiesta su poder y majestad siendo el Creador de todas las cosas (Génesis 1:1, Apocalipsis 4:11)  ejerciendo su  Gobierno Soberano sobre ellas (Salmo 24:1, 103: 9)

EL PECADO Y LA SANTIDAD  DE DIOS

Para entender por qué el Evangelio es una buena nueva, veamos cómo era en el principio la relación entre Dios y el ser humano. Dios creó al ser humano para tener una relación íntima con Él, pero esta relación se rompió a causa del pecado. Entonces, ¿qué es el pecado?. Cuando nombramos los atributos de Dios, dijimos que Él es Santo y esto significa que es moralmente perfecto. Al ser Santo, Dios está separado de todo mal y por tanto, aborrece al pecado y al pecador. Ningún malvado estará delante de Dios. ¿Quiénes son estos pecadores? Según la Escritura, todos somos pecadores, todos ofendemos al Dios Santo (Romanos 3.23). Aunque sea el más insignificante de los pecados, es infinitamente ofensivo a Él, porque es infinitamente Santo. El pecado es, en otras palabras, todo aquello en el ser humano que no exprese o sea contrario al carácter santo de Dios.

Ahora, que ya sabes quién es Dios y que Él es Santo, te preguntarás: ¿Cómo podemos saber cuando pecamos? Ése será el tema de la segunda parte del Evangelio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s